Se trata del intendente de Frías, una ciudad del interior Santiagueño. Las mochilas llevan impreso el logo grande, y después en tamaños pequeños, de la banda "Viejas Locas", liderada por "Pity" Álvarez.
Frías, una tranquila y pequeña ciudad del interior de Santiago del Estero, ubicada a 147 kilómetros de la capital provincial, es noticia porque su intendente, Luis Lecuona, entregó mochilas a niños escolares con el dibujo estampado de hojas de marihuana.

Embed
Las mochilas que repartía el intendente tienen un logo que es un ojo que se ve con su pupila dilatada, rodeado de hojas de cannabis y es idéntico al que utiliza la banda Viejas Locas, que lidera Pity Alvarez. Las mochilas llevan impreso el logo grande, y después en tamaños pequeños y fueron entregadas en persona por el intendente Lecuona y su gabinete en el inicio del ciclo lectivo 2017.

Las entregas se dieron en distintos establecimientos escolares de Frías y Choya, Departamento al que la ciudad pertenece, siendo estos la Escuela 1079 del barrio Las Violetas, el Jardín Escuela N° 30, en el barrio Rivadavia en Choya y la escuela 130, de El Desmonte, también en Choya.

Los padres de los niños no salen de su asombro e indignación y piden que el jefe comunal y su gabinete rindan cuentas por este hecho que es el tema obligado de conversación en Frías, ciudad de 30 mil habitantes.

intendente - mochilas.jpg
Intendente reparte mochilas a niños con dibujos de marihuana
Intendente reparte mochilas a niños con dibujos de marihuana
Lecuona habló y se mostró "consternado" por el hecho. "Se trata de un error mío, el cual asumo", sostuvo, y añadió: "He dado la orden y a este proveedor no se le compra más", dijo al diario La Nación.

"La verdad que estoy consternado, es algo que combatimos permanentemente este tipo de cosas como el tráfico de drogas, sinceramente cuando me di cuenta mandé a reemplazarlas y le reclamé al proveedor", sostuvo.

El funcionario dijo además que cuando le advirtieron de las hojas de cannabis, mandó a "rastrear las mochilas, me junté con las maestras y nos pusimos a revisar. Tenemos 3.000 mochilas para entregar. Entregamos unas 500 y se han suspendido las entregas".

Al proveedor "no le compro más; esto hay que controlar, más allá de que sea un error mío", admitió y también responsabilizó a su secretario de Gobierno, Aníbal Padula, porque fue el que compró la partida de mochilas.