Kai Havertz, de apenas de 17 años, no formó parte de la convocatoria del equipo alemán para jugar ante el Atlético Madrid por un motivo insólito y ejemplar: debía rendir un examen en el colegio secundario.
Así lo informó la cuenta oficial del Bayer Leverkusen en las redes sociales, dando cuenta de las obligaciones del mediocampista, que está terminando el colegio a la par de su labor como futbolista profesional. "Havertz tendrá exámenes muy importantes en la escuela", escribe el parte del club.

Embed
El volante fue subido al plantel por el entrenador Roger Schmidt (ya dejó su cargo) y es una de las grandes promesas del fútbol alemán. Aunque, como suele suceder en aquellas tierras, la disciplina lo obliga a priorizar sus estudios incluso sobre su labor dentro del campo de juego.

Embed

@kevin_volland

Una publicación compartida de Kai Havertz (@kaihavertz29) el

Por esto, Havertz no viajó a España para jugar la vuelta de octavos de final de la Champions League frente al Atlético Madrid, encuentro en el que el Leverkusen debe dar vuelta el 2-4 sufrido en la ida.