Un tren que arribana a la estación Rhinecliff en Nueva York, Estados Unidos, tapó de nieve a los pasajeros que esperaban en el andén.