La nutricionista de Kim Kardashian, Colette Heimowitz, reveló cómo hizo su famosa paciente para bajar los 32 kilos que engordó con su segundo embarazo.
Heimowitz es la vicepresidenta de educación y nutrición en Atkins, la empresa que comercializa la famosa dieta basada en proteínas y se encarga directamente de controlar la alimentación de Kardashian como su nutricionista personal. Efectivamente: Kim es una fan de la Atkins, con lo cual su dieta es carnívora.

"A estas alturas, Kim ya sabe lo que tiene que hacer para adelgazar", contó Heimowitz a Elite Daily. "Perdió 27 kilos en su primer embarazo y 32 en el segundo, pero ya conocía la dieta de antes, porque la hizo junto a su papá cuando iba a la universidad. Básicamente, adquirió la capacidad de controlar los carbohidratos: sabe perfectamente cuáles evitar y cuáles elegir".

Embed
"Kim Kardashian sigue las reglas básicas de la dieta Atkins: se asegura de que su plato incluya una proteína adecuada que sacíe y disminuya la sensación de hambre, selecciona el carbohidrato que contenga la mayor cantidad de fibra posible e incluye algún alimento graso, pero con la grasa más sana posible. La clave está en reducir la ingesta de carbohidratos. Eso es lo que hace que te sientas más sano a largo plazo".

Otras claves de la trabajada delgadez de Kim Kardashian: limitar la cantidad de azúcar a 5 gramos por comida y la de carbohidratos netos (hidratos de carbono que tienen fibra: frutas, verduras, granos integrales, nueces...). Heimowitz asegura que se puede sustituir la proteína animal por la vegetal, pero la sensación de hambre es mayor.