Un grupo de ingenieros de la Universidad Nacional de Córdoba trabaja en el desarrollo de una impresora 3D portátil para construir viviendas que, con la durabilidad y solidez de las casas tradicionales, permita una reducción importante en tiempos y costos, según explicó uno de sus impulsores.
El propósito de la iniciativa es "desarrollar e implementar un sistema de impresión tridimensional para la edificación de casas a través de máquinas transportables, material de base de cemento y un sistema flexible en cuanto a la arquitectura", dijo Francisco José Luperi, uno de los creadores del proyecto.

"Nuestras expectativas son reemplazar procesos y bajar drásticamente los tiempos y costos de construcción", agregó el joven de 34 años, doctor en Ciencias de la Ingeniería y ex becario del Conicet.

El proyecto forma parte de una camada de emprendimientos tecnológicos que se seguirá desarrollando al menos durante los próximos tres años en la Incubadora de Empresas de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC).

El grupo cuenta con "el diseño mecánico y cinemático para llevar a cabo la operación" y trabaja junto con una empresa dedicada al diseño y fabricación de maquinarias especiales para "tratar de construir el prototipo", detalló Luperi y evaluó que la iniciativa está en un estado "intermedio" de desarrollo.

"Necesitamos conseguir más financiamiento, estamos a la mitad del trabajo y estamos demorados porque necesitamos importar algunos elementos. Factibilidad técnica poseemos, pero tenemos que elaborar el modelo y necesitamos el dinero para poder demostrar que el sistema funciona, e implementarlo", remarcó.

Del proyecto participan también Franco Sabbatini, ingeniero electromecánico de 26 años, y Franco Soffietti, ingeniero civil, de 25 años.

Embed