El Forest Green Rovers, que milita en la Quinta División de Inglaterra, tomó la impronta de Dale Vince, su dueño desde 2010. Utiliza césped orgánico, lo riega con agua de lluvia, la iluminación es de LED y hasta sueña con construir un estadio de madera sustentable.
El Forest Green Rovers entró en la historia grande del fútbol mundial. ¿Acaba de ganar su primera Champions League? ¿Ganó la Premier League, desterrando a gigantes como Manchester United, Manchester City y Chelsea? No. El equipo inglés, que milita en la National League (Quinta División), es el primer club vegano del planeta.

La impronta de la institución la puso Dale Vince, dueño del equipo desde 2010. Hippie de joven, Vince vivía en un camión hasta que se le ocurrió fabricar un molino en el techo del vehículo para tener energía con materiales reciclados. Y fue todo un éxito.

En 1995, el innovador inglés creó Ecotricity en el condado de Gloucestershire, una empresa de energía sustentable que se dedica a cuidar el medio ambiente y actualmente abastece de electricidad a más de 150.000 clientes del Reino Unido. Tal fue el éxito de Vince, que su fortuna supera los 150 millones de euros.

Embed
A partir de su llegada al Forest Green Rovers en 2010, se propuso los siguientes objetivos:

  • Riego: El césped se riega con agua de lluvia que juntan en los techos de las tribunas y la reutilizan. El terreno de juego es irrigado por una mezcla de lluvia, desagüe y agua de manantial y se espera que esto lo haga independiente del agua de la red.
  • Campo de juego: El pasto es orgánico y no cuenta con ningún tipo de fertilizante ni proceso químico.
  • Iluminación LED: Gran parte de la iluminación es de energía solar, por eso instalaron 170 paneles LED, y plantan orquídeas para mejorar la vida silvestre en las instalaciones del club.
  • Menú vegano: El FGR es el hogar del primer menú de fútbol sin carne. Se logró por fuertes razones ambientales y de salud. Están trabajando a los principios de los alimentos locales, estacionales, frescos y orgánicos siempre que sea posible.
  • Tecnología revolucionaria: El "mow-bot" (cortador de césped) utiliza la tecnología GPS para cortar automáticamente el terreno de juego sin necesidad de intervención humana, ahorrando hasta el 50 por ciento de la semana laboral de nuestro jardinero. Incluso le envía un texto si tiene problemas.

Embed
En una especie de revolución, para formar parte del club, jugadores, entrenadores y directivos deben cumplir una condición: ser veganos. Dentro del estadio, los hinchas también deben acompañar el estilo del club: se ofrece un menú especial de frutas y verduras, con hamburguesas hechas a base de vegetales.

Fabricante de autos eléctricos, los jugadores los usan y cargan las baterías en el estacionamiento del club. El proyecto de Vince es hacer reemplazar The New Lawn, su estadio actual, para construir el Eco Park, el primer estadio de madera del mundo. Tendrá un costo de 120 millones de dólares, con capacidad para cinco mil personas y será de madera sostenible (que no destruye los bosques.

¿Y el fútbol? El Forest Green Rovers se encuentra segundo y si asciende cumplirá el gran sueño: ser un equipo profesional.