-

Secuestraron a un cardiólogo en Liniers y lo liberaron tras el pago de un rescate

18 de marzo de 2017

Carlos David Labadet, de 58 años, fue liberado en la zona de Villa Urquiza, luego de que su esposa pagara un rescate de $30 mil. Los investigadores creen que se trata de la misma banda que viene haciendo secuestros desde hace varios meses en al zona.

Un cardiólogo fue secuestrado cuando viajaba en auto junto a su esposa en el barrio porteño de Liniers, y para que lo liberaran la mujer pagó 30.000 pesos de rescate.

El hecho, que se conoció este sábado, ocurrió el jueves último cerca de las 20.50, cuando Carlos David Labadet, de 58 años regresaba con su mujer a su vivienda, ubicada en la calle Murguiondo al 400, a bordo de su Mercedes Benz A200.

Embed
Cuando estaban por llegar al domicilio se formó una fila de autos por el semáforo que hay en la esquina y ambos fueron sorprendidos por cuatro hombres que se trasladaban en un vehículo gris, posiblemente un Volkswagen Bora, en el que se llevaron cautivo a Labadet.
"Me metieron en el asiento de atrás, agachado. Yo traté de responder todo lo que me preguntaban sin entrar en pánico. Me amenazaban todo el tiempo con que me iban a matar, que me iban a pegar un tiro", contó el médico, quien dijo que sólo le dieron un culatazo en la cabeza y no recibió otras heridas.

Sobre los delincuentes, describió que todos tenían entre 20 y 30 años, los dos que iban atrás con él estaban armados y se notaba que uno de ellos tenía mayor experiencia, mientras que los demás tenían "un lenguaje muy básico".

Tras el secuestro, la mujer del médico realizó la denuncia en la comisaría 54ta. y poco después recibió un llamado a su teléfono celular desde el número de su marido, en el que una voz masculina le solicitó el pago de un rescate para la liberación de Labadet.

La esposa ofreció a los secuestradores una suma de 30.000 pesos en efectivo, tras lo cual le indicaron que debía llevar el dinero a una estación de servicio ubicada en la esquina de la Avenida General Paz y Humaitá.

Tras el arreglo, un efectivo de la mencionada comisaría -vestido de civil y a bordo de un auto sin identificación- siguió a la mujer durante el trayecto, pero la perdió de vista en el camino, ya que se alejó cuando advirtió la presencia de una camioneta con vidrios polarizados que se trasladaba cerca suyo.

"Estaban preocupados por la Policía, pero se manejaban con soltura. Yo no veía nada, pero me daba cuenta que íbamos por la General Paz pasando todos los puentes, donde ahora hay menos controles y no hay cámaras de seguridad", sostuvo el médico.

Según el relato de la esposa de la víctima, cuando llegó a la estación de servicio, recibió otro llamado de los secuestradores, quienes le solicitaban que continuara manejando hasta avenida General Paz y Constituyentes, en el barrio de Villa Urquiza.

Allí, los delincuentes le indicaron que detuviera la marcha a punta de pistola y pusiera las balizas, tras lo cual ella les entregó el dinero en una bolsa a través de la ventanilla.

A los pocos metros y cuando ya llevaba una hora cautivo, los secuestradores liberaron a Labadet a través de una de las puertas traseras del auto.

Embed
En tanto, personal de la División Antisecuestros se presentó en la vivienda del matrimonio, donde cerca de 20 minutos más tarde llegó la mujer junto a su esposo, quien presentaba una herida en la cabeza que no revestía mayor gravedad.

No obstante, el personal policial solicitó la presencia de una ambulancia que trasladó al cardiólogo hasta el Hospital Santojanni, donde fue atendido pero no requirió sutura.

"Atando cabos, es difícil evitar este tipo de cosas porque siempre esperan que uno pare en algún lado. Yo creo que fue al voleo", consideró el médico.

Temas

En Vivo