Un hombre de 41 años había recibido un disparo en el abdomen luego de presenciar una "situación extraña". En un control policial los efectivos constataron que tenía una herida de bala y ahora pelea por su vida.

Un hombre se encontró con un control policial mientras manejaba por la ruta 88. "No sé que me pasó. Siento un ardor" les dijo a los efectivos señalándose el pecho y los policías confirmaron que tenía un disparo de bala en el abdomen.

El sujeto dijo que en Luro y Malvinas vio una situación extraña con tres personas pero los esquivó y siguió camino pero que no se había dado cuenta que había recibido un disparo.

Embed

El hombre, identificado como Néstor Cubas, había concurrido a la casa de un amigo a compartir un asado y alrededor de las 3 de la mañana se retiró en su camioneta Nissan negra. La vivienda en la que habría estado se encuentra a casi 10 cuadras de su casa, ubicada en Calabria al 8000.

Alrededor de las 4 de la mañana paró en un control de rutina que la policía estaba realizando a altura de la ruta 88 y la calle 39.

El hombre fue trasladado de urgencia al Higa, donde ingresó con una herida en el abdomen. Fue operado y se encuentra en grave estado con asistencia mecánica respiratoria.

La fiscalía de turno, a cargo de Leandro Arévalo, tiene a cargo la investigación de este hecho.