Mirtha Legrand invitó al almuerzo del domingo a su abogada Mariana Gallego y le contó que su familia temía por su seguridad.
En el almuerzo del domingo, Mirtha Legrand tuvo como invitada a su abogada Mariana Gallego, quien lleva adelante el juicio por el robo de las joyas, hace seis años, y que está por resolverse.

El robo (en el que se usaron armas) involucró a tres acusados: su ex empleada Lina Díaz, y el hijo y el esposo de la mujer, Orlando Jiménez y Jorge Petrak, respectivamente. Además, en el marco del caso, se investiga una mafia, que ya tuvo dos muertes.

Seguí leyendo en RatingCero.com