"Por primera no nos impusieron ningún techo para discutir la mejora salarial para este año", destacó María Laura Torre, por Suteba, a la vez que remarcó que el gobierno de Vidal les reconoció que hubo una pérdida del poder adquisitivo en 2016.

Funcionarios del gobierno de la provincia de Buenos Aires y representantes de gremios docentes bonaerenses se reunieron este lunes para intentar destrabar el conflicto por el reclamo salarial y, si bien no se llegó a ningún acuerdo, los sindicalistas destacaron que hubo "avances". En ese sentido, señalaron: "Es la primera vez que no nos ponen un techo".

María Laura Torres, de Suteba, contó tras la reunión que plantearon que "un aumento salarial diferente al 18 por ciento" y que plantearon cerca del 25 con la consigna de "ningún docente por debajo de la línea de pobreza".

"Es fundamental que se convoque a la paritaria nacional docente para que se involucre el gobierno nacional"

La gremialista aclaró que "siguen las medidas de lucha en la medida en que no haya una respuesta concreta del Gobierno" y que plantearon "la irregularidad respecto a los descuentos por los días de paro" y que "no corresponde el plus a los docentes que asistieron a clase durante las medidas de acción". Sin embargo reconoció: "Nos parece importante que el canal de la paritaria de haya vuelto a abrir".
Embed

E insistió: "Es fundamental que se convoque a la paritaria nacional docente para que se involucre el gobierno nacional".

"Para nosotros se acaba el tiempo: paso enero y febrero, donde los alumnos no estaban en clase; se desperdició el tiempo. Si el año pasado se puedo resolver fue por una paritaria nacional convocada por el ministro (Esteban) Bullrich y todas las paritarias se destrabaron", advirtió.