La Cámara Federal de Casación ratificó la realización de la "junta interdisciplinaria" en la causa para esclarecer como falleció el fiscal Alberto Nisman, medida cuestionada por la defensa del experto informático Diego Lagomarsino.
La Cámara Federal de Casación ratificó la realización de la "junta interdisciplinaria" en la causa para esclarecer como falleció el fiscal Alberto Nisman, medida que había sido cuestionada por la defensa del experto informático Diego Lagomarsino.

La Sala Cuarta del tribunal penal rechazó una apelación de la defensa de Lagomarsino, quien se opuso a la medida dispuesta por el fiscal Eduardo Taiano y el juez Julián Ercolini. El técnico informático acusado de haberle suministrado el arma a Nisman había pedido la nulidad de la Junta.

Embed
Según la defensa de Lagomarsino, la medida a través de la cual la fiscalía dispuso la realización de una junta interdisciplinaria a la Dirección de Criminalística de Estudios Forenses de la Gendarmería Nacional Argentina, como así también la homologación decretada por el juez Julián Ercolini, es nula "en cuanto excluyen de la tarea a los peritos oficiales que participaron de los anteriores exámenes".

Mientras el caso estaba en manos de la fiscal Viviana Fein ya hubo un peritaje interdisciplinario parcial en el que 13 peritos oficiales concluyeron que Nisman estaba solo cuando ocurrió el disparo que lo mató.

Sin embargo, dos peritos de parte, designados por la querella que representa a las hijas de Nisman, sostuvo que el fiscal había sido asesinado.

El fiscal Eduardo Taiano, quien tiene actualmente delegada la investigación, luego de que esta recayera después de arduas discusiones en el fuero federal, ordenó en diciembre pasado realizar la junta para llegar a una única conclusión, "clara y precisa, con certeza científica", debiéndose especificar cuál es la hipótesis causal de la muerte violenta del Dr. Nisman (homicidio o suicidio)", según fundamentó Taiano.

La nueva Junta apunta a despejar esa discrepancia entre peritos, pero Lagomarsino la cuestionó porque se excluyó a los expertos que ya intervinieron y, porque "se omitió analizar la totalidad de las constancias de la causa".

Ahora la Cámara de Casación, con la firma de Juan Gemignani, Mariano Borinsky y Roberto Hornos, rechazó la nulidad porque consideró que "no se trata de una sentencia definitiva".