Cristiano Ronaldo se declaró "feliz y honrado" por el homenaje que le rindió su tierra natal, Funchal, al bautizar el aeropuerto de la isla con su nombre: "Aeropuerto de Madeira Cristiano Ronaldo".

Embed
"Sé que algunas personas no están de acuerdo" e incluso "algunas están aquí en este momento" pero "somos libres, vivimos en una democracia" y cada cual tiene derecho a pensar a su manera, dijo el astro luso en su intervención en el acto oficial de redenominación del aeródromo.

Tras añadir que es consciente también de la responsabilidad que esto acarrea, dejó claro que tratará siempre de "seguir dignificando a Portugal y especialmente a Madeira".

busto Ronaldo
El busto que le erigieron al ídolo en "su" aeropuerto
El busto que le erigieron al ídolo en "su" aeropuerto
Al término de la intervención de Ronaldo, que acudió a la ceremonia acompañado por su novia, la española Georgina Rodríguez, tomó la palabra el presidente de la República, Marcelo Rebelo de Sousa, quien admitió que esta decisión de renombrar el aeropuerto con el nombre del delantero del Real Madrid "implica responsabilidad, pero suscita confianza".

Cristiano Ronaldo "proyecta Madeira y proyecta Portugal" más que nadie, "de lejos", en todo el mundo, añadió el jefe del Estado.

Por eso, agradeció mucho el valor del presidente regional del archipiélago de Madeira, Miguel Albuquerque, por defender su idea de poner el nombre del futbolista al aeropuerto, pese a que a algunos no les gustase mucho.

Embed
Las voces críticas argumentaban que no era muy adecuado poner el nombre de un aeropuerto a una personalidad viva, ya que tradicionalmente se hacer para homenajear a las que ya fallecieron.

"Es un justo homenaje a un gran madeirense y a un gran portugués" que además, dijo Albuquerque, "nunca dio la espalda a su región ni a su país".