La aprobación de la Súperliga la abstención de River Plate, cuyo vicepresidente Jorge Brito admitió no haber votado por la elección de Claudio Tapia como presidente de Asociación del Fútbol Argentino, sobresalieron al cabo de la Asamblea Extraordinaria que dio por finalizado oficialmente el ciclo de Julio Grondona al frente del máximo organismo del fútbol argentino.
Brito admitió públicamente haber sido uno de los tres votantes en blanco (la nueva conducción sumó 40 votos y hubo 3 abstenciones). "River ha votado en blanco. No los hemos votado pero queremos ayudarlos en el nuevo proyecto", dijo Brito, asambleísta por River.

Embed
El presidente del club, Rodolfo D'Onofrio, no estuvo en Ezeiza y fue uno de los dirigentes que buscaron una alternativa a Claudio "Chiqui" Tapia. A la ausencia de D'Onofrio se le sumaron otras dos importantes como las de Matías Lammens, presidente de San Lorenzo y Raúl Gámez, mandamás de Vélez Sarsfield.

Tapia, al frente de una lista única consensuada, estará secundado por Daniel Angelici (Boca) y Hugo Moyano (Independiente) como vices primero y segundo, y el santiagueño Guillermo Raed (Club Mitre) como vice tercero.