Lo determinó el test de alcoholemia que le realizaron al conductor que pasó a toda velocidad por el piquete y provocó la muerte de un trabajador. Tenía 1,16 mililitros de alcohol en sangre, cuando el valor permitido para transportistas de combustibles es cero.

El camionero que atravesó un piquete a toda velocidad y provocó la muerte de un manifestante en Rosario estaba alcoholizado, según informan los medios locales.

piquete-tragico3.jpg
El camionero quedó detenido<br>
El camionero quedó detenido
El conductor, que quedó detenido, tenía 1,16 mililitros de alcohol en sangre, cuando el valor de lo permitido para transportistas es cero. Así lo publicó el portal Rosario 3.

El hombre pasó a toda velocidad un piquete que trabajadores realizaban sobre la ruta 11, en la localidad de San Lorenzo, y provocó la muerte de Jonathan Gardini, de 38 años.

El jefe de la Policía de San Lorenzo, Gonzalo Paz, aseguró que el camionero mató al trabajador "en forma intencional" e incluso puso en riesgo la vida de funcionarios policiales.

"Mientras se desarrollaba el piquete, en forma intencional un camión que circulaba por la Ruta Nacional 11 embiste a los manifestantes, que se corren hacia un costado, no así una persona que estaba manifestándose y que fue embestida", dijo el comisario Paz.

El jefe policial señaló que todo ocurrió "de forma sorpresiva" y que el camión embistió "no sólo a los manifestantes sino también a personal policial, que tuvo que correrse" para evitar ser atropellado.

piquete-tragico.jpg
El camión terminó prendido fuego<br>
El camión terminó prendido fuego
Paz explicó en declaraciones a Radio Dos de Rosario que el camionero -cuya identidad no fue suministrada- "fue perseguido por personal de Gendarmería y aprehendido a pocos metros del lugar".

Testigos del episodio indicaron que Gendarmería efectuó varios disparos para tratar de detener la marcha del camión. Cuando lograron hacerlo, el chofer quedó detenido y un grupo de personas prendió fuego el vehículo.