El joven estaba prófugo desde el martes pasado y fue arrestado este sábado. Se encontraba escondido en una vivienda dentro de la favela Coréia, en la localidad de Mesquita.

La policía de Río de Janeiro arrestó en la madrugada de este sábado a uno de los cuatro brasileños acusados de atacar a golpes al turista argentino Matías Carena, quien murió el domingo último en una pelea callejera a la salida de un bar del barrio de Ipanema.

Se trata de Pedro Henrique Marciano, quien estaba escondido en una vivienda dentro de la favela Coréia, en la localidad de Mesquita, municipio de la zona metropolitana al oeste de Río. Los agentes lo ubicaron luego de recibir una denuncia telefónica; las autoridades habían ofrecido una recompensa por informaciones que llevaran al paradero de los cuatro agresores, declarados prófugos el martes.

Embed

Carena, de 28 años, había asistido con tres amigos a una fiesta en el bar Barzin Rio Live, de la concurrida calle Vinicius de Moraes, y al dejar el establecimiento, después de un malentendido menor sobre la cuenta de bebidas, comenzó a ser provocado por el grupo de brasileños, en alto estado de ebriedad. Los argentinos intentaron evitar una pelea y cruzaron la calle, pero fueron seguidos hasta la otra vereda, donde, en medio de la confusión, Carena fue golpeado y cayó al piso. Su cabeza chocó contra el escalón de una farmacia y falleció antes de que pudiera ser atendido en un hospital cercano. Pese a que el joven argentino estaba inconsciente sobre la vereda, los brasileños continuaron los golpes y patadas.

Los agresores fueron identificados
rápidamente gracias al testimonio de testigos y a imágenes de las cámaras de seguridad de la farmacia y el bar. Marciano, Julio César Oliveira Godinho, Thiago Noroes Lessa Silva y Valterson Ferreira Cantuária, pertenecen a una banda musical.

Según pudo averiguar la policía, Cantuária -quien fue quien dio la trompada fatal contra Carena- huyó hacia el exterior el mismo día del crimen; tomó un vuelo con destino a Madrid; las autoridades españolas ya fueron notificadas de su búsqueda y orden de captura internacional.