El oficialista Lenín Moreno vence por dos puntos al opositor Guillermo Lasso. "La Revolución volvió a triunfar en Ecuador", celebró Correa.
De acuerdo a los datos oficiales del Consejo Nacional Electoral (CNE), escrutado el 96,14% de los votos, Lenín Moreno -el candidato del partido que lidera Rafael Correa- gana el balotaje con el 51,12 por ciento, mientras que el opositor Guillermo Lasso consiguió el 48,88 por ciento.
"Resultados oficiales CNE: más de dos puntos de diferencia...¡Lenín presidente!!! El fraude moral de la derecha, no quedará en la impunidad", escribió Rafael Correa en su cuenta de Twitter.
Embed
Embed
A las 17 (hora local), los centros de votación de Ecuador cerraron este domingo sus puertas tras recibir durante diez horas los sufragios de los ecuatorianos.
Embed
Los primeros minutos al cierre de las mesas mostraron toda la euforia de los opositores porque Lasso, no más de 15 minutos después de las 17, se declaró ganador, anunció el inicio de "una etapa de unidad" y hasta repitió algunas de sus propuestas de campaña pero ahora dando por hecho que le tocará ponerlas en marcha.
En el hotel de Guayaquil donde espera los resultados, Lasso destacó que "ha ganado la democracia y los ciudadanos ecuatorianos" y afirmó que "atrás ´quedan aquellas oscuras páginas del odio, de la división" entre los locales.
Lejos de acatar el pedido, Lasso avanzaba ya en su discurso como presidente: adelantó que iba a "tirar al tacho de basura de la historia la Ley de Comunicaciones" vigente y que otorgaría un indulto "a todos los perseguidos políticos".
Embed
Tras hacer una larga lista de nombres a los que agradeció, el ex banquero pareció celebrar el avance de la centroderecha en la región, al resaltar que "el grito de libertad se oye ya en toda América Latina" y subrayar que la suya es "una victoria de la democracia".
Casi en simultáneo, Moreno se declaró "muy emocionado" por la jornada, y aunque dijo tener informes que lo daban ganador sin dudas, llamó a esperar los resultados oficiales, por respeto a las instituciones".
"Los datos están claros, son los datos que tenemos nosotros, completamente confiables; tenemos una ventaja muy, muy considerable. De todas formas, siempre hemos manifestado ser extremadamente respetuosos con las instituciones", afirmó, lo que fue leído por los medios locales como una muestra de cautela que podía presagiar una derrota.
Correa se sumó al tironeo, al escribir en su cuenta de Twitter: "Lamentablemente, dos encuestas 'exit poll' dan resultados absolutamente contradictorios. Alguien miente". Pidió entonces esperar cifras del CNE y hasta tanto "guardar la calma, la unidad y la paz".
Embed
Los festejos en paralelo eran el final de una jornada en la que el proceso se desarrolló con total normalidad y en la que reinó el temor -más vivo que nunca- de que pudieran ocurrir choques entre partidarios de una y otra fuerza si los resultados eran muy ajustados o se demoraban.
Embed
Moreno y Lasso se ganaron el derecho a estar en el balotaje después de obtener los más altos porcentajes en la primera vuelta del 19 de febrero, y ahora unos 12,5 millones de empadronados decidieron cuál de ellos se sienta el 24 de mayo en el sillón principal del Palacio de Carondelet.
Moreno fue elegido por Correa -de quien fue vicepresidente dos veces-, para intentar la continuidad de la Alianza PAIS en el Ejecutivo, mientras que el ex banquero Lasso, candidato inicial de la coalición CREO-SUMA, sumó luego los apoyos de casi todos los demás postulantes de febrero.