El entrenador de San Lorenzo, Diego Aguirre, se quejó por el arbitraje de Germán Delfino luego de la agónica derrota frente a Tigre por 4-3 en el Coliseo de Victoria.
"Es inexplicable y tristísimo el resultado. Prácticamente teníamos el partido ganado. Pero lo que pasó al final desvirtuó un poco todo. Siento que nos metieron la mano en el bolsillo", aseguró Aguirre por el penal que sancionó Delfino y derivó en el 3-3 y el gol en posición adelantada que redondeó el 4-3.

Luna

Mierez
"Estamos muy calientes. El partido se definió por cosas ajenas a lo futbolístico. Salimos a buscar las victoria en el segundo tiempo. Y estuvimos cerca de lograrlo", agregó. Y siguió: "Es una derrota dura, que nos complica. porque nos alejamos de Boca. Pero esto pasa cuando no liquidás el partido".

El goleador Nicolás Blandi, por último, destacó el "esfuerzo" del equipo en el segundo tiempo y también se mostró molesto por el arbitraje Delfino. "Cuando te ganan faltando tres minutos y con dos goles polémicos, da que pensar. Estamos calientes porque nos vamos con las manos vacías", finalizó el goleador.