Si pensás que es lo mismo tener sexo a la mañana, a la tarde o a la noche, estás muy equivocado. Un médico alemán especialista en sexualidad y biorritmo hizo una investigación y lo reveló.