Los gremios irán a las escuelas para consultar a los docentes sobre las posibles medidas que se pueden tomar en medio de la reñida discusión paritaria con la Provincia.
El Frente Gremial Docente Bonaerense (FGDB) comenzó a realizar este lunes un sondeo entre sus representados para definir de qué manera siguen adelante en la más que empantanada discusión paritaria con el gobierno de María Eugenia Vidal.

Entre este lunes y martes, el FGDB que agrupa al Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación de Buenos Aires (Suteba), la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB), la Asociación del Magisterio de la Educación Técnica (AMET), el Sindicato Argentino de Docentes Privados (Sadop) y la Unión de Docentes Argentinos (UDA) impulsa un sondeo en el que presenta a los docentes distintas modalidades de protesta para que las bases participen en la toma de decisión sobre los pasos a seguir.

Embed
Allí le presentan a los docentes 6 modalidades de protesta distinta y los invitan a elegir cual/es de ellas les parecen más adecuados. Pueden elegir una sola opción o más de una ya que aseguran, ninguna de ellas excluye las otras opciones.

Entre ellas se encuentran:

1. Paros de 24 / 48 horas
2. Paros de 24 horas semanales, días rotativos
3. Paros progresivos
4. Paro por tiempo indeterminado
5. Acciones provinciales semanales, actividades en las escuelas, acciones distritales, otras
6. Marcha provincial educativa, acampes y carpas educativas

De esta manera los gremios docentes apuestan a echar por tierra la estrategia desplegada por el gobierno de Vidal por la cual se intenta instalar en la opinión pública que los gremios docentes van a contramano de los intereses de sus representados.

Embed
En medio del cruce de acusaciones entre una y otra parte, lo cierto es que hasta el momento el gobierno bonaerense no ha mejorado su propuesta de un aumento de este año del 19% en línea con la meta inflacionaria marcada por el gobierno de Mauricio Macri para todo este año. Muy lejos queda así del 35% reclamado por los gremios, quienes esperan con este número recuperar los 10 puntos de poder adquisitivo del salario perdidos eante la desbandada inflacionaria de 2016 y los 25 puntos que, según todos los analistas privados, se esperan que avancen los precios este año.