El árbitro del partido en que Tigre derrotó por 4 a 3 a San Lorenzo, Germán Delfino, explicó el penal que cobró por la mano de Paulo Díaz y el fuera de juego de Ramón Mierez que omitió.

Germán Delfino se defendió de las críticas por sus fallos en el partido que Tigre le ganó a San Lorenzo por 4-3. También reclamó: "Ojalá en breve llegue la tecnología a nuestro fútbol porque en errores milimétricos se descree y se pone en tela de juicio nuestros valores".

La primera polémica fue por una mano del chileno Paulo Díaz que derivó en un penal convertido por Carlos Luna y la otra por un fuera de juego de Ramón Mierez que omitió la terna arbitral al momento de marcar el gol del triunfo para los locales.

Luna

"En la jugada puntual mía de la situación de la mano, nosotros tenemos cursos FIFA y Conmebol que esas situaciones donde el jugador no trata de sacar el brazo hay que sancionarlas", explicó Delfino a ESPN FC Radio.

Mierez

Sobre la posición adelantada de Mierez, indicó: "Las jugadas de fuera de juego que son milimétricas, que son muy finas, en el 95 por ciento hay grandes aciertos. Ayer había un gol de San Lorenzo que se veía en offside y estaba perfectamente habilitado".