Mauricio Macri, presidente de la Nación, habló con un medio partidario de Boca, donde contó sus frustraciones mientras se desarrollaba como el titular de la entidad de la Ribera.
Como cada vez que puede, Mauricio Macri, presidente de la Nación, habló sobre la actualidad de Boca, institución que presidió desde 1995 hasta 2007. A un día de haber inaugurado el nuevo predio que el Xeneize posee en Ezeiza, Macri recordó su paso por el club como mandatario.

Sin dudas, Macri aseguró que se frustró mucho ante la partida de Cristian "Chaco" Giménez: "Hubiese sido figura. Era un jugador para Boca". A su vez, nombró a dos futbolistas que le hubiera gustado incorporar: "Otra frustración fue no haber podido traer a Maxi Rodríguez y Ponzio, que eran jugadores para Boca. Pero López -presidente de Newell´s- era más difícil... No pude enganchar la forma. Pero nos dio a Samuel que fue tan importante, ¿no?".

Embed
Por otro lado, analizó el presente del conjunto de los Barros Schelotto: "Tiene que ser protagonista. Me gusta la forma de jugar de Guillermo, con tres adelante. A veces quedamos desconectados, pero es un desafío para el mediocampo".