Un surcoreano que reside en Argentina fue detenido el lunes en el aeropuerto de Ezeiza después de que hiciera un escándalo en el vuelo que lo traía desde Miami.

El hecho ocurrió el lunes en el vuelo 999 de American Airlines. El implicado es un surcoreano que reside en Argentina y que, de un momento a otro, provocó un escándalo, ya que le empezó a sacar fotos a otros pasajeros, se puso a los gritos por los pasillos y hasta intentó abrir una de las puertas de la cabina con lo que puso en riesgo la seguridad del vuelo.

El hombre fue reducido por la tripulación. Lo ataron a una butaca y allí lo mantuvieron hasta aterrizar. Una vez que llegaron a Aeropuerto Internacional de Ezeiza lo entregaron a la Policía, pero no terminó allí. Fue difícil contenerlo y hasta le dio un cabezazo a uno de los oficiales en el momento en que intentaban trasladarlo a una comisaría.

Embed
El pasajero quedó detenido en la Unidad 28 de Ezeiza y la causa podría quedar caratulada como "presunto acto de terrorismo y poner en riesgo la seguridad del vuelo".