Lionel Messi, quien fue tapa de la prestigiosa revista Esquire para su primera edición para México y Latinoamérica, aseguró que las críticas lo "tienen sin cuidado" y que entiende "a la gente que pide y exige a su selección que gane algo".
"Las críticas me tienen sin cuidado. Sabemos a qué estamos expuestos hoy en día", manifestó el argentino, quien no estuvo en el último partido de la Selección que conduce Edgardo Bauza ante Bolivia y espera reducir las tres fechas de sanción que le falta cumplir.

Messi fue suspendido de oficio por la FIFA, que -basada en videos y sin que lo sucedido fuera registrado en el informe arbitral- lo sancionó por cuatro partidos en las Eliminatorias para Rusia 2018 por insultar a un juez de línea en el encuentro que Argentina le ganó a Chile 1-0 en el estadio Monumental.

El astro argentino fue el protagonista de la primera tapa realizada con un smartphone por el fotógrafo Diego Merino para la revista Esquire, para su versión para México y Latinoamérica, y resaltó que él y sus compañeros son los primeros ansiosos por cerrar la herida por las tres finales perdidas.

Messi.jpg
"Entiendo a la gente que pide y exige a su selección que gane algo, pero nadie más que quienes formamos parte de un equipo nacional queremos ganar ese título", remarcó el rosarino de 29 años, cinco veces ganador del Balón de Oro.

La Pulga comentó además que "el título más valorado es el de las olimpíadas (Beijing 2008), porque es un torneo que se juega una vez en la vida y es donde se convive con muchos deportistas de diferentes disciplinas".

Esta no es la primera vez que Messi es tapa de la revista Esquire, ya que en 2013 estuvo en la portada de la edición estadounidense del mes de febrero de la publicación fundada en 1933.