El juez inglés Keith Stroud se convirtió en el protagonista de la jornada por una surrealista decisión que tomó en el partido entre Newcastle y el Burton, por la Segunda División del fútbol inglés.
El Newcastle, histórico equipo inglés que dirige el español Rafa Benítez y que está cerca de volver a la Premier League, fue víctima de una pésima decisión del árbitro Keith Stroud en el choque ante el Burton por la Segunda División de la liga inglesa.

El juez hizo sonar su silbato para pitar la pena máxima a favor de las Urracas, con el partido igualado. Ritchie se encargó de la ejecución que terminó en gol. Sin embargo, en un episodio surrealista, cuando celebraban el tanto, Stroud se convirtió en el protagonista del cotejo.

Newcastle.mp4
El árbitro consideró que uno de los compañeros del lanzador, Dwight Gayle, se metió en el área del Burton antes de tiempo. En vez de hacer repetir el disparo, en este caso se transformó en un tiro libre indirecto a favor del equipo rival para desesperación de los futbolistas del Newcastle y su entrenador.

Por fortuna para Benítez y los suyos el partido acabó cayendo de su lado y siguen muy bien posicionados de cara al ascenso directo a la Premier League.