Un hombre interrumpió este jueves la conferencia de la CGT por el paro para reclamar por su hijo asesinado en un boliche de Quilmes en 2014.

Conferencia de la CGT por el paro
Conferencia de la CGT por el paro
"Soy un trabajador y no me puedo mantener en pie. Tanto luchar para que sigan matando a nuestros hijos. Los acompaño en la lucha pero mataron a mi hijo de 17 años, mataron a un trabajador. Ustedes tienen la obligación de reclamarle al Estado. Él hoy no puede luchar porque lo asesinaron y el Estado es responsable", afirmó Marcelo Novillo, en medio de la conferencia ante la mirada atenta del triunvirato de la CGT.

Novillo viene reclamando por el caso hace años a través de distintas intervenciones. En julio de 2014, por ejemplo, se encandenó por 20 días en los tribunales de Quilmes.

Embed
Luego, en marzo de 2015, el hombre increpó al por entonces jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, cuando hablaba con periodistas. "Usted que puede, dígale a la Presidente que yo también tomo Rivotril porque espero todos los días a mi hijito y nunca llega", le espetó Novillo, a lo que Fernández contestó: "En un rato hablamos".

En tanto, en febrero de este año, amenazó con tirarse de la cúpula de la confitería El Molino y tuvo que ser rescatado por lo bomberos con una grúa.