Los enfrentamientos, que comenzaron por la noche antes del inicio del encuentro, se saldaron con cuatro aficionados de la Universidad de Chile heridos, además de tres policías y un funcionario del estadio.
Veintiocho hinchas de Universidad de Chile seguían detenidos este jueves Brasil por depredar parte del estadio y enfrentarse con agentes durante el partido de la víspera contra el Corinthians por la Copa Sudamericana en Sao Paulo.

"Veintiocho hinchas chilenos fueron encaminados a la comisaría porque iniciaron un tumulto durante el partido en el Arena Corinthians y el batallón de choque tuvo que intervenir", informó a la AFP un portavoz de la policía de la capital económica de Brasil.

Hinchada de U de Chile vs la Policía de Brasil..mp4
Los enfrentamientos, que comenzaron por la noche antes del inicio del encuentro, se saldaron con cuatro aficionados de la U heridos, además de tres policías y un funcionario del estadio, añadió la corporación.

Aunque con lesiones de carácter leve, todos fueron atendidos en el hospital. Imágenes de televisión mostraron a hinchas arrancando sillas y material de la Arena mundialista para lanzarlas primero contra aficionados rivales con los que se enfrentaban y después hacia los agentes que acudieron a reducirlos.

Durante el descanso, la destrucción del mobiliario continuó en los baños y en las gradas, llevando a la policía a retirar a parte de los violentos. Los incidentes retrasaron unos minutos el inicio del segundo tiempo. Los 28 detenidos fueron conducidos a una comisaría de la zona este de la ciudad, donde siguen a la espera de pasar a disposición judicial.

Embed
El Corinthians indicó en una nota que reclamará "sus derechos en los órganos competentes de la Conmebol" por los daños ocasionados a su estadio. El club cifró los desperfectos en 218 piezas arrancadas, entre asientos y respaldos, además de la destrucción de una puerta de vidrio y un vaso sanitario.

En el gramado, el partido culminó con 2-0 a favor de los brasileños. El partido de vuelta se jugará el próximo 10 de mayo en Santiago, con la clasificación para la segunda fase de la Copa Sudamericana encaminada a favor del equipo de Sao Paulo.