Además, Guillermo Francella aseguró que "fue difícil para todos" volver a grabar "Los que aman, odian", luego de lo que sucedió con la salud de Noah, el hijo de Luisana Lopilato y Michael Bublé.

Hace poco más de una semana y luego de seis meses de preocupación por la salud de su primogénito, Luisana Lopilato y Michael Bublé regresaron a Argentina junto a Noah y Elías. La pareja se había instalado en Los Ángeles para que el primero de los pequeños reciba un riguroso tratamiento luego de que se le detectara un cáncer de hígado.

Desde entonces, tanto Lopilato como Bublé habían dejado en stand-by sus carreras artísticas para dedicarse de lleno a la salud de Noah.

Ahora, nuevamente en el ruedo, Guillermo Francella contó cómo fue retomar el rodaje de "Los que aman, odian".

Seguí leyendo más en RatingCero.com.