Los hijos de la ex presidenta Cristina Kirchner, Máximo y Florencia, apelaron sus procesamientos en la causa Los Sauces. Denuncian una "campaña de persecución y hostigamiento" en su contra.

Este lunes a primera hora, el abogado Carlos Beraldi presentó la apelación ante Bonadío y sostuvo que la resolución de los procesamientos es "nula e ilegítima" porque el magistrado es incompetente para intervenir en la investigación que resultó "un mero montaje judicial para lograr alto impacto mediático".

"No se explica siquiera someramente cuál es la razón que conduce a concluir que Máximo Kirchner habría formado parte de un acuerdo de voluntades que haría a la supuesta asociación ilícita, ni mucho menos cuál es el criterio valorado a los efectos de asignarle el rol de jefe de esa banda", dice el escrito de apelación.

Embed
"Todas las operaciones llevadas a cabo por Máximo Kirchner en cumplimiento de los deberes a su cargo fueron legítimas", añadió al explicar que "hasta fines del año 2015 nuestro defendido aún no se había desempeñado en la función pública. Sólo la voluntad del magistrado de colocar antojadizamente como fecha de finalización de la 'banda' el 14 de diciembre de 2016 permite compatibilizar en el tiempo la presunta operatoria de lavado de activos con la actividad legislativa de Máximo Kirchner".

Sobre la medida aplicada a Florencia, el escrito advierte que se retomaron criterios "propios de la edad media" cuando el juez sostuvo que debería responder por supuestos delitos cometidos por su padre fallecido al heredarlo.

"El procesamiento de Florencia Kirchner constituye un verdadero sinsentido, sólo explicable a partir de la campaña de persecución y hostigamiento que viene padeciendo junto a su familia", puntualizó.