Alfredo Ortega, de 67 años, fue asaltado en su casa de La Plata junto a su mujer, donde funciona su salón de fiestas. Los ladrones le robaron todos sus ahorros que estaban en una caja fuerte.
"Mátenme, ya me arruinaron", fueron las palabras de Alfredo Ortega a los ladrones que le habían sacado los $600 mil que tenía guardados en la caja fuerte de su casa.
Los delincuentes tenían el dato de que allí había dinero. Durante cuatro horas maniataron a Alfredo y su mujer para que les digan dónde estaba la plata. "Tenemos todo el tiempo del mundo", le dijeron en plena madrugada.
El hecho ocurrió a las 0.30 de la madrugada, cuando dos delincuentes armados entraron a la casa del hombre ubicada en una hectárea del barrio Las Malvinas en La Plata donde funciona también el salón de fiestas.
"Me desperté y les vi las caras. En ese momento uno no sabe qué puede estar pasando, ni si podía ser en chiste", reconoció Alfredo, en diálogo con el diario El Día.
Embed
Fue en ese momento que los ataron de pies y manos y comenzaron su búsqueda. La pareja no fue agredida, lo único que querían era el dinero de la caja.
"Tenían toda la casa a disposición", afirmó Alfredo, sobre algo que para los delincuentes estuvo claro desde el primer minuto. Entre tanta búsqueda, ubicaron lo que de verdad los desvelaba: una caja fuerte repleta de dinero.
Cuando no pudieron abrirla -y las víctimas alegaron no tener la combinación-, los ladrones optaron por la fuerza bruta.
Con una amoladora que había en la casa, destrozaron el cofre para poder vaciarlo. Adentro estaban todos los ahorros de Alfredo, sumados a dinero que había obtenido de la venta de un auto importado y de un tractor, según contaron fuentes del caso.
Embed
Eran, en total, 600 mil pesos, si se incluyen los 150 mil en moneda nacional y los 28 mil dólares que había atesorados.
"Ya está, ¿por qué no me matás después de esto? Me dejás arruinado", fue la triste súplica de Alfredo, cuando vio que todo su capital se iba en manos ajenas."Nosotros no matamos a nadie", fue la respuesta y se fueron.
La causa ya está siendo investigada y se procura identificar a los delincuentes.