En apenas unos segundos, un joven "hackeo" una máquina de peluche en China. Lo hizo con sólo apoyar un imán sobre el vidrio. El truco que fue filmado se volvió viral.