Néstor García, el papá de la joven asesinada en Gualeguay, le mandó un mensaje al Gobierno en medio del velorio para despedir los restos de Micaela. Además, aseguró que no quiere “justicia por mano propia”.

Néstor García, el papá de Micaela, quien fue asesinada en Entre Ríos, reiteró este martes que "no" busca venganza ni justicia por mano propia, ni que "el Estado crea que tiene que salir a reprimir por esto" sino que "hay que cambiar los sistemas institucionales" para evitar que se repitan estos crímenes.

Por otra parte, sostuvo que aceptó recibir a Maximiliano Wagner, gemelo del acusado del crimen de su hija, y que lo hará en los próximos días porque "son dos personas diferentes", subrayó.

García volvió a hablar con la prensa en las puertas del salón donde esta mañana se velaban los restos de Micaela, en Concepción del Uruguay.

Embed
Allí destacó que "más de 2.000" integrantes del Movimiento Evita, en el que militaba su hija, llegaron a la ciudad "a estar con ella".

En ese marco, insistió: "No quiero venganza, no quiero justicia por mano propia y no quiero que el Estado crea que tiene que salir a reprimir por esto. Hay que cambiar el sistema institucional, no reprimir".

Previamente, García había señalado su convicción de que "fue más de uno y no una sola persona" la que atacó a Micaela. "Una sola persona no la mete en un auto a mi hija", aseguró.

Micaela, de 21 años, estuvo desaparecida una semana y fue hallada asesinada el sábado pasado, en tanto que se sospecha que también habría sido abusada sexualmente.