Xi Jinping le pidió al presidente de Estados Unidos "resolver los problemas a través del diálogo". El llamado se da luego de que el magnate republicano anunciara que está preparado para "solucionar el problema de Norcorea" de forma unilateral.

El presidente chino, Xi Jinping, habló con su par estadounidense, Donald Trump, sobre la situación de Corea del Norte en una llamada telefónica. El oriental abogó en conversación por "resolver los problemas a través del diálogo", un día después de que el norteamericano advirtiera que está preparado para "solucionar el problema de Corea del Norte" de forma unilateral.

El presidente chino manifestó que Pekín sigue comprometido con la desnuclearización de la península coreana y busca mantener la paz y estabilidad en esta región, según informó la cadena televisiva CCTV de su país.

Xi expresó su interés por mantener la coordinación con Trump en relación a Pyongyang, en un momento de escalada de tensiones, tras los repetidos lanzamientos de misiles balísticos por parte del régimen norcoreano y el envío del portaaviones USS Carl Vinson y su grupo de ataque hacia aguas cercanas a este país como muestra de fuerza ante esas provocaciones.


En su llamada al presidente estadounidense, ambos líderes también hablaron del conflicto sirio y Xi aseguró que cualquier uso de armas químicas es "inaceptable".

No obstante, abogó por solucionar la disputa por "la vía política", una semana después de que Trump lanzara un ataque aéreo en Siria contra el régimen de Bashar al Assad, al que culpa del ataque con productos químicos perpetrado en el norte del país la semana pasada.

El presidente chino subrayó el papel de la ONU como mediador y esperó que el Consejo de Seguridad pueda mostrarse "unido", en un momento de clara división entre sus miembros.

La llamada entre Xi y Trump se produce pocos días después de que ambos mantuvieran su primer "cara a cara" en Florida, en el club privado Mar-a-Lago que Trump posee en Palm Beach.