Durante la previa entre Leicester y el Atlético Madrid por los cuartos de final de la Champions League, un grupo de 70 ingleses protagonizó disturbios en la Plaza Mayor de la capital española.
Tres agentes de la Policía Nacional y dos seguidores del Leicester resultaron heridos leves en la nocha del martes en un enfrentamiento policial que se produjo en la Plaza Mayor de Madrid y que se saldó con ocho detenidos, según informaron a Efe fuentes de Emergencias Madrid y de la Jefatura Superior de Policía. Los incidentes continuaron este miércoles en la misma zona en la que han habido más cargas y heridos, aunque aún no han trascendido cifras.

Los incidentes se produjeron en la noche madrileñá cuando, según fuentes policiales, un grupo de unos 70 seguidores del Leicester que se encontraban bebiendo en la Plaza Mayor protagonizó altercados y desórdenes públicos, lo que obligó a intervenir a la UIP (Unidad de Intervención UIP de la Policía Nacional) que chocó contra los hinchas ingleses.

Hinchas de Leicester destrozan Madrid
Al parecer, los aficionados comenzaron a arrojar botellas contra la Policía, contra algunos locales de la zona y contra elementos del mobiliario urbano, lo que causó diversos daños materiales.

Como consecuencia de estos altercados resultaron heridas cinco personas, tres agentes y dos hinchas ingleses, que han sido atendidos por facultativos del Samur de contusiones y golpes de carácter leve y que fueron dados de alta en el lugar.

Embed
Además, los ocho seguidores del equipo inglés detenidos fueron puestos a disposición de la Brigada Provincial de Información. Los Zorres, últimos campeones de la Premier, se enfrenta miércoles al Atlético de Madrid en el partido de ida de cuartos de final de la Liga de Campeones de fútbol.

En la seguridad de este encuentro, que tendrá lugar en el estadio Vicente Calderón, participarán cerca de mil efectivos, entre brigadas Móvil y de Caballería, unidades de intervención, guías caninos y agentes de subsuelo y de la Oficina nacional del Deporte de la Policía Nacional, así como Policía Municipal, Samur, Cruz Roja y vigilantes de seguridad del club rojiblanco.