En un nuevo episodio de los hooligans, los hinchas turcos del Besiktas lanzaron granadas desde el fondo hacia donde estaban los integrantes del grupo Lyon 1950. El presidente del Lyon fue uno de los que bajaron al césped para intentar calmar los ánimos.
Como ya es costumbre en los duelos por Europa League, los hooligans le quitaron el protagonismo a los jugadores y, una vez más, generaron disturbios previo al choque entre el Lyon de Francia y el Besiktas de Turquía.

Lo curioso de esta ocasión es el escenario, lejos de las mesas llenas de bebidas alcóholicas en las zonas de bares. Esta vez, según L´Équipe, todo ocurrió en el Parc Olympique Lyonnais, el propio estadio del Lyon.

lyon vs besiktas.mp4
Un testigo local contó que un grupo de seguidores turcos lanzó desde las gradas de arriba en el fondo sur petardos a los asientos de las filas inferiores, donde se encontraban los integrantes del Lyon 1950.

Algunos de ellos fueron al encuentro de la afición turca con ánimo de pelea, mientras que otros se lanzaron al campo para huir de los petardos. Radicales turcos, según añadió el diario francés, acabaron también bajando al terreno de juego, hasta que la intervención de los antidisturbios, que se produjo sin incidentes, puso fin al altercado.

Embed
Poco antes del encuentro, en los alrededores del estadio, se habían registrado peleas igualmente entre aficionados turcos y franceses, así como un encontronazo entre militantes del Besiktas contra las fuerzas del orden.

El presidente del Lyon, Jean-Michel Aulas, fue uno de los que bajaron al césped para intentar calmar los ánimos, en una cita cuyo inicio, previsto para las 21.05 hora local (19.05 GMT), ha sido retrasado por lo sucedido.