El presidente de los Estados Unidos calificó el ataque a la provincia de Nangarhar con una bomba de 10 toneladas como "otro trabajo de éxito" de las Fuerzas Armadas.
Donald Trump calificó como "otro trabajo de éxito" de las Fuerzas Armadas el ataque de este jueves en Afganistán con la bomba no nuclear más grande del arsenal de los Estados Unidos. El mandatario aseguró que dio "total autorización" para la operación.

Embed

"Todo el mundo sabe qué pasó. Lo que hago es que yo autorizo a las Fuerzas Armadas. Les hemos dado total autorización y por eso han sido tan exitosos últimamente", se limitó a decir Trump tras una reunión con los jefes de departamentos de bomberos en la Casa Blanca.

Embed

"Fue otro trabajo de éxito. Estamos muy orgullosos de nuestras Fuerzas Armadas", expresó Trump. La MOAB, siglas en inglés de "madre de todas las bombas" fue diseñada en 2003 durante la guerra en Irak pero esta fue la primera vez que fue lanzada en un conflicto.