El gobierno jujeño justificó el operativo policial en el predio de la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional de Jujuy, en el que se detuvo a dos estudiantes, señalando que los efectivos acudieron por "llamados de vecinos" que se quejaban de "una fiesta y ruidos molestos".

También señaló que los estudiantes "no contaban con ningún permiso" para la fiesta y que "se observó ingesta excesiva de bebidas alcohólicas".

Según un comunicado del Ministerio de Seguridad provincial, "alrededor de la 1 de la madrugada, el personal se dirigió al lugar indicado -en el barrio jujeño de Los Naranjos- donde se advirtió inmediatamente que se llevaba adelante una fiesta con música a alto volumen y una numerosa cantidad de personas en el lugar".

Embed
"Por este motivo, se dio participación al Departamento Contravencional de la Policía", explicó el comunicado, y agregó que "posteriormente, desde la calle se hizo comparecer a dos hombres de 20 y 28 años que presentaban signos de ingesta de bebidas alcohólicas, quienes luego de ser examinados por el médico de la Policía y debidamente identificados fueron puestos en libertad en las primeras horas de la mañana de hoy".

Finalmente, se indica que "dada la naturaleza del procedimiento y lo particular del contexto (fiesta en una institución universitaria) se inicia actuación sumarias administrativas a los efectos de determinar las responsabilidades del personal interviniente".