Por el ataque, murieron al menos 36 combatientes del Estado Islámico. La cifra fue confirmada por el Ministerio de Defensa afgano, que también oficializó la destrucción total de una gran cantidad de munición y armamento del grupo terrorista.

Al menos 36 miembros del Estado Islámico murieron por el ataque en el que Estados Unidos utilizó la bomba GBU-43, el proyectil no nuclear más potente del arsenal estadounidense, según informó este viernes el Ministerio de Defensa afgano.

Muhammad Radmanish, portavoz del Ministerio de Defensa afgano, indicó que "36 miembros de grupos del EI murieron y una gran cantidad de munición y armas fueron destruidas".

Así fue el ataque:

Explosión bomba.mp4