-

Lázaro Báez dejó el Hospital Penitenciario y regresó a su celda

15 de abril de 2017

Báez ingresó el jueves al HPC con indicación médica de pasar 48 horas en observación. Tras volver al Pabellón, vio por televisión el Vía Crucis de Roma que encabezó el papa Francisco.

El empresario Lázaro Báez abandonó el viernes a la tarde el Hospital Penitenciario Central (HPC) del penal de Ezeiza, para regresar a su celda del Pabellón de detenidos de mayores de cincuenta años y baja conflictividad, donde está detenido hace poco más de un año.

Fuentes judiciales confirmaron a Télam que ayer a la mañana Báez "ya estaba bien" y "él mismo expresó su deseo de regresar a su celda" del Pabellón F, módulo 6, del establecimiento carcelario.

Embed
El traslado desde el HPC a su celda se produjo "pasado el mediodía, alrededor de las 16 horas", así que el empresario dueño de Austral , y procesado por lavado de dinero, pudo mirar el espectáculo del Vía Crucis en Roma, desde el televisor de su pabellón, junto al resto de los detenidos, entre ellos su contador Daniel Pérez Gadín y el narcotraficante colombiano Alejandro Gracia Álvarez, conocido como "Gato Seco".

Báez ingresó el jueves al HPC tras abandonar el Sanatorio Los Arcos, donde estuvo internado 24 horas y le hicieron estudios coronarios tras sufrir el martes a la noche en su celda una arritimia "anormal", es decir más aguda que la que ya tiene diagnosticada.

Báez había regresado el jueves a la tarde al penal de Ezeiza con una indicación médica de pasar 48 horas en observación, pero su traslado a la celda que ocupa en el pabellón se adelantó y, en vez de concretarse ayer a última hora de la tarde, cuando se cumplía el plazo, se realizó pasado el mediodía.














    Temas

    En Vivo