El adolescente, que vive en uno de los lugares más pobres de su país, acudió a uno de los puntos de salud para que revisaran a su cachorro, que resultó estar muy enfermo.
Un chico sudafricano de 13 años salvó a su mascota de morir por un cuadro de parvovirus tras caminar más de tres kilómetros desde su casa, en el asentamiento de Delft, hasta Blikkiesdorp, conocida como "la ciudad de chapa" por el material del cual están hechas sus viviendas.

El chico llevó a su perrita al punto de atención veterinaria de la organización "Tin Can Town" y explicó que no tenía dinero para alimentarla, por lo que la entregó para que le salvaran la vida, informó el sitio The Dodo. Un mes más tarde, Nanuk -tal es el nombre de la cachorra- salió adelante.

Embed
Después de un comienzo difícil en el que tuvieron que alimentarla por una sonda, Nanuk se ve mucho mejor en las últimas publicaciones de la asociación, que ya está en la búsqueda de un hogar definitivo para la perrita.

Embed