El jefe de Gabinete, Marcos Peña, dijo que "es una gran mentira" que exista un "plan secreto para destruir al cine nacional", tras la salida del ex director del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCCA), Alejandro Cacetta, por denuncias de corrupción.

"Han intentado durante años que los prejuicios que tenían sobre nosotros se verifiquen en la realidad. Como no pudieron, ahora convocan a resistir supuestos planes ocultos que no existen", sostuvo Peña, en un mensaje difundido en su cuenta de Facebook.
En tanto, describió a Cacetta como "una buena persona", pero que "el equipo definió que era necesario un cambio para darle mayor dinámica a la gestión y para tener un mayor compromiso con las reformas necesarias para que haya más transparencia en el INCAA".

Embed
"Es una gran mentira sin ningún fundamento que queramos desfinanciar al cine, al teatro y a la música. No hay ningún plan ni intención de eliminar ni modificar el Fondo del Cine, del teatro o de la música", resaltó el jefe de Gabinete.
Además, en el mensaje titulado "Sí al fomento al cine nacional. Sí a la transparencia", Peña aseguró que desde el Gobierno "confían" en el nuevo director del INCAA, Ralph Haiek.
"Tenemos un compromiso de transparentar aquellos lugares donde se usaron fondos públicos para intereses particulares. Sigamos trabajando juntos por el cine nacional que todos amamos. Sin fantasmas. Sin operaciones. Intentando dejar los prejuicios de lado", concluyó.
El desplazamiento de Cacetta de su cargo, por decisión del ministro de Cultura, Pablo Avelluto, generó una fuerte polémica entre funcionarios del gobierno y representantes de la industria del cine, que defendieron la gestión y la honestidad del funcionario saliente.