River vencía a Tigre por la mínima diferencia y sufría en Victoria por los ataques del marcador. A pocos minutos del final, el pibe Palacios condujo y se la dejó al uruguayo que, desde afuera del área, remató de derecha para poner el segundo del Millonario.