Luciano Barbeito, el joven de 25 años que está desaparecido desde el mismo día en que se perdió Araceli Fulles se comunicó con su ex suegra para decir que "está lejos pero está bien". Es de San Martín y se ausentó de su hogar el 1° de abril, igual que la joven de 22 que es intensamente buscada.

Ricardo Barbeito aseguró en declaraciones televisivas que Luciano "se comunicó telefónicamente de la casa de la ex suegra. Dijo que estaba bien, pero estaba lejos. Mi ex suegra está muy segura de que era la voz de él. No quiso seguir hablando mucho. Nosotros mucho no sabemos, está investigando la policía".

Embed
"La gente de investigaciones fue a hablar con mi ex suegra, para ver si se puede chequear el número de teléfono de dónde llamó, de qué zona llamó. Nosotros no tenemos más información. Todo es muy extraño, que la haya llamado a ella y no a nosotros. No debe haber querido hablar con nosotros porque tal vez no quería contar demasiado", agregó.El hombre dijo que "nosotros le hubiéramos dicho 'Lucho pará, vení con nosotros'. Pero al menos se comunicó".
Embed
Pese a la coincidencia, Barbeito aclaró que "Luciano no conocía a Araceli. Estuvimos en contacto con la familia de ella porque somos medio vecinos. Nos brindaron todo su apoyo porque en el momento que nos pasó esto, lo de Araceli estaba en pleno auge y para que nos puedan asesorar un poco. Es una familia maravillosa, pero no hay vinculación entre los dos casos".