El defensor de la Juventus, con un gran pasado en el Barcelona, se acercó al banco de suplentes local para saludar a Luis Enrique y sus ex compañeros. Sin embargo, el brasileño no se dio cuenta de que el partido comenzaba.
Dani Alves es uno de esos personajes del fútbol que transmiten mucha alegría a los hinchas. Esta vez no fue la excepción: antes de que comenzara el duelo entre Barcelona y Juventus por la Champions League, el brasileño fue a saludar a Luis Enrique y a sus colaboradores.

No obstante, el árbitro no se percató de la ausencia de lateral del equipo visitante y pitó el inicio del encuentro, con el brasileño dando besos y apretones de mano en el banco de suplentes del local.

Dani Alves demoró en saludar a sus ex compañeros y comenzó el partido con él fuera del campo..mp4