Inmerso en una profunda tristeza, Neymar abandonó la cancha con lágrimas en los ojos, con la camiseta tapándole la cara. Ahí fue cuando llegó Dani Alves para darle un abrazo sentimental.
Barcelona no pudo revertir el abultado resultado sufrido en Turín, Juventus aguantó el cero en su arco y se metió en semifinales de la Liga de Campeones. Este viernes, se sorteará la próxima instancia y, junto a la Vecchia Signora, estarán Real Madrid, Atlético Madrid y el sorprendente Mónaco.

Apenas terminó la revancha del cruce por cuartos de final, Neymar no logró contener su tristeza y se largó a llorar desconsoladamente. A los pocos segundos llegó Dani Alves, amigo y compañero de la Selección brasileña, para darle un abrazo y calmar sus penas. También intentaron calmarlo el colombiano Juan Cuadrado y Gonzalo Higuaín.

Neymar y Dani Alves durante Barcelona vs Juventus
Durante los 90 minutos, el brasileño fue quien se mostró más incisivo en ataque y sus ganas de dar vuelta la serie quedaron plasmadas tanto durante como después del partido.