La agrupación Ahora Buenos Aires disparó contra el gobierno de Mauricio Macri y su intento de "nacionalizar" un plan que aplicó cuando era jefe de gobierno porteño que, aseguran, "fue un fracaso".
Con el propósito de volver a poner en agenda el déficit habitacional y los problemas que deben sortear los inquilinos, la agrupación Ahora Buenos Aires instaló este jueves el "Monumento al Inquilino Estafado". El economista y referente de ese espacio, Itai Hagman, denunció que "el programa para alquilar que lanzó el gobierno de Mauricio Macri es una estafa y no soluciona los problemas crecientes para alquilar".

"Los problemas comunes de la gente común, parece que no están en la agenda del gobierno. El drama de alquilar es uno de los ejemplos más evidentes, los porteños pagan en promedio alquileres que representan el 50% de su sueldo, porcentaje que se agrava en las mujeres y los jóvenes. A eso se le suman los innumerables requisitos que exigen las inmobiliarias y los montos abusivos para ingresar. No hay políticas públicas para revertir esto y por eso los inquilinos están desprotegidos" advirtió el ex candidato a legislador porteño por Camino Popular en 2015.

Embed
Desde Ahora Buenos Aires advirtieron que la iniciativa lanzada por el gobierno "es una verdadera propuesta deshonesta, que lo único que hace es nacionalizar un plan que ya fracasó en la Ciudad". En ese sentido recordó que de las 15 mil personas que se anotaron en los primeros meses sólo diez pudieron efectivamente alquilar.

"Son muchas las cosas que se podrían hacer para realmente proteger a los inquilinos" aseguró y propuso crear una inmobiliaria única que garantice condiciones justas en el mercado. Reclamó además fijar reglas claras que protejan a los inquilinos como contratos de tres años, actualizaciones anuales que no superen los aumentos salariales y regular los precios para alquileres y expensas.

Hagman advirtió además sobre la necesidad de avanzar en el diseño de un Plan Integral de Vivienda.

Embed
Por su parte el también economista Jonathan Thea hizo hincapie en la necesidad de "regular un mercado inmobiliario expulsivo, sobre todo para los inquilinos, para combatir la especulación y reducir los precios de los alquileres" y recordó que el 72% de los jóvenes hasta 30 años alquila su vivienda "muchas veces a un precio desproporcionado para su nivel de ingresos".

Hoy más del 35% de los hogares porteños alquila. Un 60% más que en 2001 y un 10% más que en 2015. La población en la Ciudad no crece; se inquiliniza -detalló Thea.-. Es el resultado de una política de vivienda fuertemente elitista del macrismo, que favoreció los negocios de las grandes constructoras por encima de las necesidades de los porteños. Por eso reclamamos la intervención del Estado como agente regulador del mercado”.