La modelo brasileña Denise Bueno terminó su curso de árbitro y tuvo un bautismo de fuego al formar parte de la terna arbitral en un partido amateur de San Pablo.
Bueno ocupó el lugar de juez de línea y recorrió la banda con una remera blanca que con el correr de los minutos comenzó a mojarse con su sudor y dejó en evidencia que no llevaba corpiño.

Denise Bueno

La joven intentó tomar agua y se mojó el pecho, lo que terminó dejando sus senos expuestos.
Denise Bueno
Bueno es una estrella en la red social Instagram, donde tienen más de 84 mil seguidores y comparte fotos sensuales.

Embed

Dia de #bronze com @vanessabronzee

Una publicación compartida de Denise Bueno (@denisebuenomusa) el