Carlos Balbín, quien ocupaba la Procuración del Tesoro, presentó este lunes su renuncia al cargo y no aceptará la oferta de convertirse en el representante de Derechos Humanos ante la ONU, como le había ofrecido el Gobierno.
El Gobierno confirmó a Bernardo Saravia Frías como reemplazante del saliente Carlos Balbín al frente de la Procuración del Tesoro de la Nación (PTN), según confirmó ámbito.com. Trabajó con Ernesto Sanz y Fernando de la Rúa y llega al estratégico sillón con el aval de Elisa Carrió, principal aliada política del Presidente.

Hasta ahora, el letrado era el secretario de Legal y Técnica del organismo y su nombre fue uno de los primeros que comenzaron a circular estos últimos días como adelantó Ámbito Financiero. El letrado tiene llegada al radicalismo por Ernesto Sanz y en la práctica privada tuvo entre sus clientes al Bank of America, Banco Itaú, BNP Paribas, entre otros.

Vale recordar que Balbín había accedido a esa "silla caliente" tras la salida de Leandro Despouy en medio de desacuerdos por la estrategia oficial llevada adelante en el caso Milagro Sala. Si bien el futuro de Balbín aún es incierto, trascendió que al ahora exfuncionario le sería ofrecido un puesto diplomático.