Un hombre que rescata animales encontró a una perra de 12 años abandonada en un predio donde funciona un mercado de pulgas en Inglaterra junto a una carta que decía "no necesito un perro".
Alan Webster es conductor voluntario de una ambulancia de animales en South Yorkshire, Reino Unido, y según relata en su Facebook encontró al can abandonado detrás de un arbusto en un descampado donde funciona un mercado de pulgas. Como únicas pertenencias, Tessa tenía una manta húmeda, una bolsa de plástico con comida y agua y una nota en la que se compartía su historia.

"Esta perra tiene 12 años. Tessa no es mi perro, es de mi vecino. Él me preguntó si yo podía hacerme cargo de su perra ya que él decidió emprender una nueva vida en Canadá. En un primer momento le dije que sí, pero yo sabía que no podría cuidar a Tessa. A Tessa le gusta el café aguado con leche, ella desayuna cerca de las 11.30. Mi vecino piensa que Tessa está bien cuidada. Lo siento, pero yo no necesito un perro".

Embed
La nota no la firmaba el propietario de Tessa, sino su vecino. Y es que, según el papel, el dueño de Tessa decidió comenzar una nueva vida en Canadá y le pidió a él que cuidase de la perra argumentando que "ya era mayor" y que no se la podía llevar. El vecino, al principio, accedió a hacerse cargo del animal, pero no tardó en arrepentirse.

Webster quedó muy conmovido con la historia y decidió compartirla. Desde el momento en que hizo la publicación en Facebook no dejó de recibir propuestas para darle a Tessa un hogar.

Embed