El juez Ricardo Farías rechazó el pedido que había presentado la defensa del comisario José Potocar. De esta manera, continuará detenido en el edifico Centinela de Gendarmería Nacional acusado de ser el jede de una "asociación ilícita".

El suspendido jefe de la Policía de la Ciudad, José Pedro Potocar, seguirá detenido acusado de ser el líder de una "asociación ilícita" que se dedicaba a cobrar coimas a los cuidacoches y comerciantes del barrio porteño de Nuñez.

Embed
El juez de instrucción porteño Ricardo Farías rechazó el pedido de excarcelación que había presentado ayer la defensa del comisario, por lo que continuará detenido en el edificio Centinela de Gendarmería Nacional.

La defensa ya anticipó que apelará esa decisión ante la Cámara del Crimen que este miércoles dictó la excarcelación a un subcomisario imputado en la causa, José Alberto Codaro, quien estuvo prófugo y se entregó a la justicia. Fue excarcelado bajo una fianza de 30 mil pesos, según las fuentes judiciales consultadas.

Fuentes judiciales confirmaron que el magistrado rechazó la excarcelación de Potocar ante "el peligro de entorpecimiento de la investigación".

En la causa se investiga si policías de la seccional 35ª exigían sumas de dinero a cambio de brindarles "seguridad" a comerciantes de los barrios de Núñez y Saavedra, y la supuesta protección a "trapitos" para que pudieran trabajar en la zona sin inconvenientes, a cambio del pago de una suma de dinero.

En esta causa, el 12 de abril último, el juez Farías procesó y embargó por 350.000 pesos a la comisaria inspectora Susana Aveni como "jefa u organizadora" de la asociación ilícita y al subcomisario Marcelo Stefanetti como miembro.

La oficial era la superior directa del aún prófugo comisario Norberto Villarreal quien -según la investigación de Campagnoli- le ordenaba a los policías de la brigada de su seccional pedir dinero a comerciantes a cambio de "seguridad privilegiada" y también extorsionaban a "trapitos".