El monto significó un aumento del 3,05% de la canasta básica respecto de febrero. Así, según el Indec, los alimentos subieron más que el resto de los productos y servicios, ya que la inflación de ese mes arrojó 2,4%.
Una familia necesitó en marzo un ingreso de $14.090,52 para no ser pobre, lo que significó un aumento del 3,05% respecto de febrero, indicó el Indec, al difundir el valor de la Canasta Básica Total (CBT).
La Canasta Básica Alimentaria (CBA), que determina la línea de indigencia, se ubicó para una familia tipo en 5.798,57 pesos en marzo, lo cual representó un alza del 3,05%, también comparado con febrero, según informó el organismo.

Los valores de las canastas se refieren a un grupo familiar integrado por un hombre de 35 años, una mujer de 31, un hijo de 6 y una hija de 8 años.

Embed
El Indec difundió esta tarde que durante marzo la variación mensual de la CBA con respecto al mes de febrero fue de 3,05 por ciento mientras que la variación de la CBT fue de 3,05 por ciento.

La CBA se determina tomando en cuenta los requerimientos normativos kilocalóricos y proteicos imprescindibles para que un varón adulto de entre 30 y 60 años, de actividad moderada, cubra durante un mes esas necesidades.

Para este trabajo, el Indec selecciona los alimentos y las cantidades en función de los hábitos de consumo de la población, a partir de la información provista por la Encuesta de Ingresos y Gastos de los Hogares.

La canasta CBT, en tanto, mide a alimentos, servicios, movilidad y la indumentaria mínima que una familia de dos adultos y dos menores requiere para no caer debajo de la línea de la pobreza.